Bankia: una oportunidad histórica de tumbar este sistema

En los últimos días ha llegado una que se veía venir desde el verano pasado. Que lo de Bankia era un pufo, que “Bankia” era el nombre en clave para el “banco malo” que oficialmente nunca se creó, y para cuyo rescate el Estado debe destinar ahora una partida estimada en 7.000 millones de euros, que se suman a los 4.500 que ya destinó hace casi un año.
 

Mientras Rodrigo Rato abandona el barco defendiendo lo bien que ha hundido Bankia y el gobierno del PP prepara el rescate, Rubalcaba interpreta con el PSOE el papel de partido alternativo del mismo gobierno diciendo que él tiene sus ahorros en Bankia y que no piensa moverlos. Tranquilidad. No saquéis el dinero. Como siempre en lo importante, PP y PSOE se unen para defender a los privilegiados de quienes son marionetas, incluso si el precio del rescate es más del triple de los 2.000 millones recortados en Ciencia e I+D, y cinco veces lo recortado limitando la subida de las pensiones a un 1%, 1.500 millones de euros. Aunque Bankia fuera insostenible desde un principio, aunque en este pufo de banco malo trabaje un número record de familiares de políticos, somos los de abajo los que lo vamos a seguir pagando. Lo paga el trabajador con el IRPF que se ha aumentado, lo paga el pensionista, lo paga el funcionario al que se le bajó el 5%, y lo seguiremos pagando entre todos. Tenemos dos opciones. Una es seguir tragando. La otra, es provocar el colapso. Y hoy tenemos una gran oportunidad para esto último.

Las manifestaciones son una interesante demostración de fuerza, pero en el fondo sabemos y tenemos que asumir que sólo con eso no nos van a hacer caso. Debemos hacer uso de nuestro poder para tirarlo todo abajo, que nos miren susurrando confundidos, “¿muera yo y todos los filisteos?”, y que así nos teman y empecemos a ser realmente capaces de poner fin a esta estafa de escala mundial. Esta propuesta. puede sonar un poco fuerte. ¿Tirarlo abajo todo?. ¿Y la posibilidad del volver al “estado anterior”, cuando las cosas funcionaban dentro del capitalismo? Quizá si esperamos nos devuelvan los derechos, quizá cuando todo vaya mejor… Pero incluso aquellos de vosotros que sólo os habéis interesado en estas cosas recientemente, habéis visto por lo vivido en este último año que ellos no van a ceder. Más deprisa como el poli malo del PP, más despacio como el poli bueno del PSOE, el Estado del Bienestar está siendo y será sistemáticamente destruido a pesar de nuestra oposición. ¿Y por qué? Porque no nos tienen miedo, porque incluso si vamos a las plazas y las rebosamos, al acabar la manifestación regresamos para vivir atrapados por las reglas de su sistema, las reglas de los estafadores que con dinero público sufragan al verdadero poder: la banca. No tenemos ninguna posibilidad contra ellos. Y lo saben. Y ya no temen que sus mentiras sean obvias, porque el verdadero chantaje que subyace a su discurso es que si caen ellos, caemos todos. Pero precisamente por eso, es nuestro turno de tomar la iniciativa y aceptar la apuesta. Es una apuesta muy alta la que nos han planteado, “¡si caemos nosotros, caeremos todos!”. Un órdago en toda regla. Pero al final del túnel tenemos las de ganar. Somos más, somos muchísimos más, y sin nosotros no son nada. Hoy actuando localmente en España, existe una oportunidad histórica de clavarle una estaca en el corazón al sistema financiero internacional. Hundiendo Bankia hundiremos por efecto dominó a la banca alemana y europea, y de ahí todo lo demás. Por eso es necesario que retiremos nuestro dinero de Bankia, aunque sea paso a paso. Por muchos créditos que se le den, un banco no puede funcionar sin clientes. Debemos convencer a quienes nos rodean para que actúen, si no por convencimiento, por miedo a perder el dinero que tienen en Bankia.

Es nuestro momento de actuar y equilibrar la balanza, aterrorizando a los poderes fácticos y haciéndoles ver que no tenemos miedo. En que finalmente aceptemos este órdago existe una oportunidad histórica de derribar sin violencia un capitalismo basado en la estafa y la represión de quienes no formamos parte de las castas privilegiadas. ¿Estaremos dispuestos a sacrificarnos para que nuestros hijos no crezcan esclavos?

Fuente:
Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en ASSEMBLEA, INFORMACIÓ. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s